Cree en ti

23 Julio 2021  

Cree en ti

La autoconfianza es determínate para alcanzar el éxito. Es importante sentirnos  seguros de lo que somos, conocer nuestros  talentos, virtudes, aptitudes y  destrezas.  Debemos amar nuestra personalidad para proyectar  seguridad,  y mejor aún  empoderamiento positivo en lo que queremos hacer o  emprender,   sin llegar jamás al engreimiento,  y mucho menos sentirnos  superiores a los demás.

La autoconfianza se desarrolla,  sobre todo desde la primera infancia y se perfecciona en la adolescencia;  sin embargo nunca es tarde para trabajar una  seguridad lacerada.

Son muchos los beneficios de sentirnos seguros,  cuando creemos en nosotros  enfrentamos con tranquilidad las  situaciones  difíciles que se nos presentan en el día a día. Nos proporciona paz   el saber que contamos con las herramientas necesarias para afrontar los desafíos.  

La autoconfianza nos genera una seguridad interna que nos permite caminar por la vida con actitud de vencedores. Es aquí cuando  nos inyectamos  pensamientos positivos como “yo puedo”,  “soy capaz” , “tengo la fe en mi”  “creo en mi”;   en fin elimina de nosotros la sensación  de  derrota,  y la  sustituye  por acciones positivas que nos permiten salir airosos frente a las dificultades.

Como desarrollar y fortalecer la autoconfianza

  • Construye la  autoconfianza a través de una mentalidad positiva.
  •  Visualiza   lo que quieres ser y  lo que deseas   alcázar, así será más fácil emprender las acciones para lograrlo.  
  •  Haz una lista de aptitudes que te gustaría tener y/o desarrollar.
  •  No te compares con nadie, todos somos únicos y diferentes.
  •  Puedes inspirarte en la vida de algunas personas que admires, pero no la imite,  se tú mismo.
  • Piensa en positivo, las afirmaciones positivas te ayudaran a sentirte mejor contigo mismo.
  •  Haz cosas diferentes, esas que quizás nunca antes te atrevías a hacer.
  • Ponte metas claras, precisas y ve trabajando en cada una de ella, estas deben ser realistas.
  •  Conoce tus virtudes y apóyate en ellas para crecer.
  • Conoce tus debilidades para trabajarlas hasta ser la mejor versión de ti.

Visualízate en grande,  trabaja para alcanzar esa grandeza. Cree en tus fortalezas.

 Por Virginia Pardilla